¿Se puede beber alcohol cuando esté tomando antibióticos

Sobre los peligros del alcohol en el cuerpo humano, no se sabe poco, pero sin embargo, muchos no renuncian a su recepción, incluso en los casos en que hay problemas importantes de salud, y el médico le receta el curso de la terapia con antibióticos. La incompatibilidad del alcohol y antibióticos obvia, pero a pesar de esto, son muchos los que dudan de la misma en las posibles consecuencias, y a menudo se preguntan ¿puedo beber alcohol cuando está tomando antibióticos o a través de cuántos después de los antibióticos puede beber alcohol? Cualquier persona sensata que cuidar de su salud y no piensa tomar bebidas alcohólicas junto con los antibióticos, ya sabe lo que es mejor es que no se, y he aquí las consecuencias de esa compatibilidad, pueden ser muy diferentes, él la ineficiencia en el tratamiento, hasta el desarrollo de efectos secundarios, hasta la muerte. Los médicos en una voz de la afirmación de que los antibióticos y el alcohol, la compatibilidad no es posible ya que cada sustancia activa contenida en el antibiotic, rápidamente reacciona con el alcohol, y de cómo reaccionaría el cuerpo en esa interacción, es bastante difícil de responder. Por lo tanto, a la pregunta, ¿se puede consumir alcohol con antibióticos, existe una única respuesta – no.

el alcohol y antibióticos

Por qué no se puede combinar el alcohol y antibióticos

En farmacológico el mercado existe una gran variedad de antibióticos, cada uno de los cuales tiene diferente sustancia activa, pero el mismo mecanismo de acción, que pretende la supresión y destrucción de bacterias patógenas. Muchos negativamente a tratar a los antibióticos, ya que su acogida y así pueden causar daño a la persona, y en combinación con bebidas alcohólicas y en absoluto es un arma poderosa. Las bebidas alcohólicas aumentan los efectos secundarios de antibióticos, reduciendo así su eficacia. Además, el alcohol y antibióticos ponen potente "golpe" en el hígado que no está en el poder de manejar dos tóxica. Entre las principales causas de por qué no se puede tomar alcohol con antibióticos, se pueden distinguir los siguientes factores:

  • El alcohol refuerza el valor de la acción de los antibióticos.
  • El alcohol reduce la eficacia terapéutica antibióticos.
  • La sustancia de la desintegración de alcohol ejercen presión en el cuerpo, lo que dificulta o retrasa el proceso de tratamiento.
  • El alcohol interfiere con deductive órganos, lo que provoca su acumulación en el organismo.
  • La combinación de dos sustancias puede conducir al desarrollo de una reacción alérgica grave.

Es importante señalar que incluso los profesionales médicos y farmacéuticos no pueden con un 100% de certeza de que será durante la interacción del alcohol con la componente de antibióticos medicamentos. Farmacológicos de la empresa no se realizan pruebas especiales, ya que la mayoría seguro de que cualquier persona y no piensa combinar el alcohol y el alcohol. En la práctica, y en verdad la mayoría de la gente de su asignación a uno u otro antibiótico renuncian a la ingesta de alcohol, pero hay un tipo de personas que ignoran la recomendación de un médico o la información especificada en las instrucciones al medicamento, por lo tanto, arriesgando su salud combinan los antibióticos y el alcohol.

Lo que sucede en el cuerpo cuando se combina el alcohol y antibióticos

El cuerpo del hombre afectan a las moléculas de alcohol y antibióticos, que se forman después de la división y de la conexión. Así etanol en el cuerpo después de la fisión de convertirse en un aldehído (la toxina causante de la intoxicación del organismo). En los casos de participación en la recepción de sus medicamentos, especialmente antibióticos, se produce una desaceleración de la fisión de etanol, lo que conduce a su acumulación en la sangre y las células del hígado, como resultado – al envenenamiento del organismo entero.

efecto sobre el hígado

Los procesos irreversibles después de este "cóctel" se producen en el hígado y en el sistema urinario, que se enfrentan a la carga que aparecen en su trabajo. El hígado, toma parte directa en la manipulación de sustancias peligrosas, incluyendo las bacterias, en la lucha con los que se han asignado los antibióticos. Además, las células del hígado se transforman y la misma sustancia activa del medicamento, así como y división alcohol, lo que influye enormemente en su trabajo. Con la exposición prolongada a las células del hígado de las toxinas, que no está en el poder lidiar con ellos, como resultado de las sustancias nocivas que se atascan en el cuerpo, de nuevo entran en el flujo sanguíneo, que causan un tremendo intoxicación por el organismo entero. Es por eso que los médicos experimentados siempre junto con los antibióticos se nombra, no sólo de los probióticos para la microflora intestinal, pero hepatoprotector medicamentos que protegen el hígado de los efectos negativos.

En casos de antecedentes de la persona están presentes de alguna enfermedad crónica, pero al mismo tiempo él está tomando antibióticos y el alcohol, las consecuencias de predecir es difícil, pero en cualquiera de los casos pueden ser bastante terribles.

La influencia negativa del alcohol y antibióticos tienen en el funcionamiento del sistema inmunológico, que no estar en las mejores condiciones después de la penetración de bacterias patógenas. El alcohol, como los antibióticos reducen las defensas del organismo, lo que conduce a que activa la proliferación de bacterias y su estabilidad ante los medicamentos. Es por eso que el efecto de un tratamiento puede faltar, y la enfermedad de progresar.

Sufre de alcohol y antibióticos y el estómago de la persona. Fármacos antibacterianos, como el etanol irritan la mucosa intestinal, lo que lleva al desarrollo disbakterioza. Si en la historia del hombre está presente gastritis o úlcera péptica, entonces esta combinación garantiza la agudización de la enfermedad.

Teniendo en cuenta la influencia negativa del alcohol y antibióticos en el funcionamiento de los órganos internos, se puede concluir que combinar el alcohol y antibióticos es absolutamente imposible, ya que el resultado del tratamiento será el mínimo, y he aquí las consecuencias, son lo suficientemente grandes y peligrosos.

la lista de antibióticos

La lista de antibióticos que son incompatibles con el alcohol

Los especialistas en el campo de la farmacología seguro de que una pequeña dosis de alcohol no reduce pharmacokinetic antibiótico, pero si el alcohol consumidos regularmente, la compatibilidad con tabletas no es posible y puede causar una serie de efectos secundarios. Algunos de los antibióticos que están prohibidas con bebidas alcohólicas, ya que su relación provoca una reacción similar al efecto disulfiram o el efecto de Esperal., cuando el que se señala la intoxicación organismo entero z evidentes signos clínicos. Esta condición se observa en aquellas personas que pasan por un curso de tratamiento del alcoholismo con el uso de los preparados especiales, la recepción de los que, junto con el alcohol provoca calambres, escalofríos, náuseas, dolor de cabeza y otros síntomas graves. Estas reacciones pueden causar algunos antibióticos. Está estrictamente prohibido tomar pequeñas dosis de alcohol con los siguientes grupos de antibióticos:

  • Los antibióticos del grupo de las cefalosporinas de amplio espectro.
  • Antihongos.
  • Los antibióticos tetratsiklinovogo al lado.
  • Los aminoglucósidos.
  • Lincosamides.
  • Los macrólidos.

El tratamiento encanta de estos antibióticos en combinación con el alcohol tienen un efecto tóxico en el cuerpo humano, pero lo que más sufre el hígado, el cerebro y el sistema nervioso central. Otros antibióticos como la penicilina, son menos agresivos, pero la cantidad de alcohol cuando se toma de un antibiótico a costar limitar al mínimo, y es mejor no separarse de él.

Las posibles consecuencias de la admisión de los antibióticos y el alcohol

Predecir las reacciones de su cuerpo, al mismo tiempo, la ingesta de alcohol y el antibiótico es bastante difícil, ya que depende de la cantidad, bebido, y de más de un antibiótico, así como las características del producto. A menudo, la química de contacto de etanol y moléculas de antibiótico componente, se pueden producir síntomas parecidos a los que celebra la administración de medicamentos para el tratamiento del alcoholismo, cuando se produce la mas fuerte intoxicación acetaldehyde. En tales casos, pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Náuseas, vómitos.
  • Dolor de cabeza fuerte.
  • El aumento o la disminución de la presión arterial.
  • Las palpitaciones del corazón.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Picazón de la piel.
  • La violación de la respiración.
  • Los calambres en las extremidades superiores o inferiores.
  • Los ataques de pánico.
  • La sensación de temor de la muerte.
las consecuencias de la

En los casos en que la dosis del alcohol tomado demasiado grande, pero el hombre decidió el antibiótico, el posible desenlace mortal. En el grupo de riesgo están más personas en el antecedente de las cuales tiene una enfermedad cardiovascular o de otras enfermedades crónicas. Estos síntomas es difícil de trasladar a la persona. Su duración puede notarse en la corriente de 4 – 6 horas. Es importante señalar, que el alcohol cuando se toma de antibióticos aumenta su acción, que conduce a la intoxicación rápida y pesada hangover. Algunos antibióticos en combinación con el alcohol puede actuar como una sustancia estupefaciente, por lo que una persona puede sentir la embriaguez en el tiempo.

Cuando se puede beber alcohol después de los antibióticos

Muchos de los interesados en la cuestión, a través de ¿cuánto puede el alcohol después de los antibióticos, pero una respuesta clara a esta pregunta es no. Habitualmente el curso de la terapia antibiótica puede durar de 5 a 10 días, esto depende de la propia enfermedad y asignaciones de los medicamentos. Además de los antibióticos de amplio espectro, incluso después del curso de tratamiento de su acción conservan durante varios días, por lo que no costará inmediatamente el consumo de alcohol, ya que el resultado puede ser de emergencia y bastante desagradable. Los pacientes que sufren de enfermedades del hígado, del corazón o de los riñones, después de un curso de la terapia con antibióticos no cuesta consumir alcohol durante un periodo largo de tiempo, incluso en los casos en que, en el manual de un remedio específico, esta información no disponible.

Recurrir a la ayuda de los antibióticos, es necesario recordar que el cuerpo de cada persona y puede reaccionar de manera diferente a la cita de alcohol, por lo que no costará descuidado su salud y reflexionar sobre la pregunta, cuando se bebe antibióticos se puede beber alcohol, por lo tanto el uso de este no se exactamente!

03.10.2018